Despedida

FotoPerfil

El pasado lunes 22 de enero presenté el escrito de renuncia a mi acta de Concejal, como miembro del Grupo Municipal de Ciudadanos por motivos personales y profesionales que requieren el 100% de mi tiempo y atención. Considero que en estas condiciones lo mejor es dejar paso a alguien que pueda trabajar de la mejor forma posible, con el tiempo y esfuerzo que la labor se merece, por defender los intereses de todos los valdemoreños así como el proyecto político de Ciudadanos para nuestra ciudad.

Han sido 2 años y medio muy intensos. Para mí, quizá aún sea pronto para echar la vista atrás y valorarlos desde un punto de vista personal. Aún estoy demasiado conectado mental y emocionalmente.

Pero puedo decir que, a pesar de los errores, sinsabores y pérdidas que inevitable conlleva este trabajo, sin duda ha merecido MUCHO la pena y me voy con la satisfacción de saber que en todo momento he tratado de hacer las cosas bien, de buena fé, con toda la honestidad y coherencia personal e intelectual de la que soy capaz, intentando ser siempre justo y respetuoso, sin engañar a nadie, sin crear falsas expectativas, pensando no sólo en el momento actual sino principalmente en el futuro, trabajando con el ánimo de que los cambios y las mejoras permanezcan en el tiempo y anteponiendo el interés de los vecinos por encima de cualquier otro. He procurado en todo momento que mis actos fueran fieles a estos principios básicos, porque aunque uno se equivoque, e invariablemente todos lo hacemos mucho, siempre podrá mirarse en el espejo y reconocer su imagen en él.

Me gustaría hacer una breve reflexión:

Si queremos recuperar la confianza de los ciudadanos es fundamental desterrar por completo la mentira, la arbitrariedad y el clientelismo.

La mentira causa un daño irreparable a la credibilidad y la legitimidad de política y de las instituciones. La arbitrariedad nos aleja peligrosamente de la democracia acercándonos al despotismo. Y el clientelismo utiliza lo público para beneficio de unos pocos. Si dejamos que estas tres lacras prosperen, contribuiremos a la decadencia, al deterioro y finalmente a la destrucción de lo público.

Y estamos aquí justamente para lo contrario, debemos contribuir a mejorar y poner en valor el que verdaderamente es el objetivo que dá sentido a la Política: la gestión de lo público, de lo que es común y compartido, de lo que es de todos y afecta a todos, con auténtica vocación de Servicio Público, escrito y dicho así, con mayúsculas.

Así que permítanme un consejo de despedida o más bien una petición. Me gustaría animar a todos y cada uno de los concejales aquí presentes a que cada día se miren al espejo y evalúen en qué medida están aplicando los principios que inspiraron su presencia aquí, en este Pleno. Si reconocen en ese espejo esos principios, significará que al menos lo están intentando y podrán sentirse satisfechos.

Quiero agradecer de forma particularmente especial a mis compañeros de Gobierno y Grupo Municipal todo el apoyo que he recibido en todo momento. Vosotros vais a seguir aquí al pie del cañón y os deseo todo el ánimo del mundo para los tiempos que vienen. Estoy convencido de que seguiréis trabajando siempre pensando en los intereses de los vecinos de Valdemoro. Ha sido un tiempo inolvidable, en el que hemos trabajado intensamente codo con codo, y es una experiencia que llevaré siempre en mi recuerdo.

Agradecer también el apoyo de Ciudadanos, de la ejecutiva, de nuestros diputados en el Congreso y en la Asamblea de Madrid, de los cargos públicos y especialmente de nuestros afiliados de Valdemoro (y también de otros municipios) que muchos de ellos han venido hoy aquí para acompañarme en esta despedida.

También a todos aquellos empleados municipales que se han echado el Ayuntamiento sobre la espalda y que, a pesar de las dificultades y también a menudo a pesar de los políticos, siguen haciéndolo para sacar esta ciudad adelante. Me llevo grandes ejemplos de profesionalidad y amigos para toda la vida. Desde aquí decirles que quedo a su disposición para lo que necesiten.

Y por último quiero agradecer de corazón a los vecinos que depositaron su confianza en mí y en Ciudadanos, y también pedirles a todos disculpas en todo aquello que haya podido equivocarme.

Ser Alcalde y Concejal de tu ciudad es uno de los mayores privilegios y honores al que cualquier persona puede aspirar. Una oportunidad y una experiencia que no olvidaré en toda la vida.

De verdad, muchísimas gracias.

Anuncios
Acerca de

Nací en Madrid en 1975 y vivo en Valdemoro con mi mujer y mis tres hijos desde el 2010. Soy Licenciado en Informática por la Universidad Politécnica de Madrid con más de 17 años de experiencia en el sector tecnológico. Antes de entrar en política, trabajaba desde 2010 en Google como responsable técnico para Europa, Medio Este y África. Sin experiencia política previa, decidí afiliarme a Ciudadanos en verano del 2014 porque estoy convencido de la necesidad de un cambio realista y sensato. Como Alcalde de Valdemoro desde el 14 de Junio de 2015, propongo transparencia y honestidad frente a la corrupción institucionalizada, eficacia y sostenibilidad frente al derroche y el endeudamiento desaforados, participación y cercanía frente a la desafección y la división.

Publicado en Artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: