El Canto de la Sibila

  • Dice ahora la Sra. Aguirre que le encantaría que Ciudadanos estuviera en el PP. Cuenten por favor hasta cien antes de llamar al loquero, ya que si algo sabe todo el mundo sobre Esperanza Aguirre es que no da puntada sin hilo.
Guillermo Gross, candidato de C's a la Alcaldía de Valdemoro

Guillermo Gross, candidato de C’s a la Alcaldía de Valdemoro

Lejos de ser una expresión gratuita y espontánea de admiración, la sibilina Aguirre en realidad está desarrollando la primera fase de una estrategia, seguida fielmente por su aprendiz Cristina Cifuentes, cuyo objetivo no es otro que desactivar la amenaza que la irrupción de Ciudadanos en el escenario político supone ante la desfachatez, la corrupción, la impunidad, la inoperancia y la absoluta incapacidad de regeneración del Partido Popular. Así, ha comenzado por la supuesta asimilación del discurso de Ciudadanos, intentando presentarlo como una especie de corriente interna regeneradora, erigiendo un muro de rechazo y contención frente a los aportes desde posiciones de izquierdas, al tiempo que habilita un canal de retorno al voto decepcionado y desencantado, el cual espera recuperar en las siguientes fases de la estrategia apelando a la madurez, la experiencia y el voto útil.

Este dinosaurio de la política llamado Esperanza Aguirre, tras más de 30 años manejando los destinos de los ciudadanos y una cacareada jubilación – lamentablemente demasiado efímera – resurge de sus cenizas pretendiendo abanderar la transparencia y la regeneración democrática, el control de las cuentas públicas, la democracia interna de los partidos, la reforma de la ley electoral, las listas abiertas y todas aquellas reformas que propone Ciudadanos, para las que nunca ha tenido la menor intención ni decisión de aplicar.

Porque Aguirre, a pesar de ser la Presidenta y máxima responsable de su partido en la Comunidad de Madrid y miembro del Comité Ejecutivo nacional del PP, pretende hacernos creer que ella no es responsable de nada. La persona cuyo partido ha alumbrado bajo su mandato y presidencia los mayores y más vergonzosos escándalos de corrupción de la historia de la Comunidad de Madrid, que ha encumbrado a las más altas esferas a personajes impresentables, convirtiendo a Francisco Granados en su mano derecha y nombrando a dedo a su sucesor, Ignacio González, envuelto en lamentables casos de espionaje, que se ha beneficiado de uno de los casos de transfuguismo más chuscos de la democracia, que ha vulnerado el derecho constitucional a la huelga de los trabajadores, que ha hecho de la televisión pública regional un medio de propaganda descarnada, obscena y descarada, que ha intentado privatizar por activa y por pasiva la sanidad pública y la enseñanza, que se siente y pasa literalmente por encima de las normas y la policía municipal, pretende ahora venir a salvarnos y a enseñarnos cómo se hacen las cosas bien.

Aguirre y Cifuentes, Sibila y su aprendiz

Aguirre y Cifuentes, Sibila y su aprendiz

Añade además la Sra. Aguirre que el Partido Popular es el lugar común de los que no se sienten de izquierdas, ahí es nada. Con ello sólo pretende seguir insistiendo en dibujar una línea divisoria entre la izquierda y lo demás – la “no-izquierda” – conformando una especie de frontera infranqueable entre ambas, reclamando para sí el espacio de la “no-izquierda” y situando a Ciudadanos como un grupúsculo del mismo.

Independientemente de dónde se encontrara supuestamente Ciudadanos ante tal dicotomía, es ésa una frontera falsa, cínica e interesada. Y es que resulta evidente que la grandísima mayoría de ciudadanos, ya se identifiquen como más de izquierdas o de derechas, se sienten mucho más cómodos mirando y hablando hacia el centro que hacia sus propios extremos. Así, un socialdemócrata tiene mucho más en común con un liberal que con un marxista-leninista o un anticapitalista, al mismo tiempo que un democristiano puede abanderar la defensa del estado del bienestar mientras huye del rancio conservadurismo o el fascismo. A pesar de lo que quieran vendernos la sibila Aguirre, su fiel aprendiz Cifuentes y los partidos tradicionales, el centro es en realidad una amplísima banda de encuentro cuyas fronteras se sitúan muy cerca de los extremos.

Perfil ideológico de los votantes de cada partido. Fuente: ElPais.com - Metroscopia

Perfil ideológico de los votantes de cada partido. Fuente: ElPais.com – Metroscopia

Ahí es donde se sitúa hoy la enorme mayoría de los españoles, que buscan recuperar un proyecto ilusionante de convivencia y futuro, aglutinador, que promueve la diversidad en lugar de resaltar la diferencia, basado en principios y valores en lugar de en ideologías, que pretende elevar el listón de exigencia moral de la sociedad, que impulsa la regeneración de la democracia y la recuperación de la confianza en las instituciones, de lucha activa contra la corrupción y el desempleo, protegiendo la libertad individual y de mercado, que promueve la solidaridad social y la igualdad de oportunidades, apuntalando el estado del bienestar y garantizando una sanidad y una educación públicas de calidad, al tiempo que reconoce el mérito y aprovecha el talento… Ése es el espacio en que se encuentra Ciudadanos y al que sin duda sería formidable que se acercaran también las fuerzas políticas tradicionales. Sin embargo, mucho me temo que insistiendo en las mismas personas y prácticas de siempre, no hacen más que seguir alejándose.

Por tanto, parafraseando al pontífice máximo de la sibila, no puedo más que dedicarle estas palabras: váyase, señora Aguirre, váyase… no es sólo que hayamos tenido más que suficiente, es que además no nos hace usted ninguna falta.

Anuncios
Tagged with: , , , ,
Publicado en Artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: